fbpx

16 veces en las que papá se ganó que le festejes el Día del Padre

¡Comparte con tus amigos!

Pa’que te acuerdes de todo lo que hace por ti

 

Ya pasó el día de la madre y ahora nos toca festejar a nuestro apá. Recuerda esos buenos momentos con jefesito con esta lista ocasiones que seguramente pasaste con él.

 

Cuando te llevó a tus clases de futbol, natación, violón, lo que seaaaa

Haya sido deporte, baile, música o hasta algún idioma, tu papá era quien te llevaba y te esperaba hasta que terminara tu clase.

Porque cuando eras bebé no dejó que nada te pasara

Por más distraído que fuera tu padre, nunca dejó que nada te lastimara, siempre y cuando estuviera en su poder.

 

Cuando vio un millón de veces tus películas favoritas porque no las querías ver solo/a

¿Qué tal esas veces en las tú incistías a que vieran por millonésima vez El Rey León cuando la habían visto el día anterior y el anterior…?

 

Cuando te enseñó a manejar

Y no podemos olvidar aquellas veces en las que te gritaba de nervios por tomar el volante por primera vez… que miedo

 

Porque de vez en cuando te cumplía tus berrinches y te compraba tu dulce favorito

Cuando iban al super o a la tienda y sólo porque te quería hacer feliz, te compraba tu chocolate o tus papas favoritas

 

Porque te cargó en sus hombros

Aún así cuando ya no eras un bebé y le pesaba más cargarte.

 

Porque a pesar de que se vea “enojón” sabes que tiene su lado divertido y bueno.

¿Acaso todos tus amigos no te han dicho “tu papá se ve muy serio/enojón”? Y tú sólo lo ves y dices “naaah, es bien tranquilo y buena onda”.

 

Por esas veces en las que jugaba con la gravedad

Ya sea lanzarte al espacio o ponerte en la palma de sus manos pa’que guardaras el equilibro, esos momentos donde tu apá sabía que no iba a dejar que nada te pasara.

 

Seguro alguna vez te defendió de tu mamá enojada

¡Y qué miedo! Porque seguro a él le dio con la chancla por no dejar que te diera el chanclazo a ti.

 

Cuando llegaba hiper cansado del trabajo y aún así te ayudaba con tu tarea

¿Apoco no sufrías de vez en cuando con las tareas? Y lo peor es que no entendías qué era lo que estaba mal y ahí tienes a tu papá todo cansado después del trabajo encontrando la manera de explicarte.

 

Cuando te peinaba aunque no supiera cómo hacerlo

¿Qué tal esas veces que hacía su mejor esfuerzo por peinarte? Aunque quedara súper feo y te vieras todo extraño/a ya no había nada que hacer, así tenía que ser tu día.

 

Porque te ayudó a superar tus miedos

Dicen que una imagen dice más que mil palabras, por eso te dejo el siguiente gif para explicar todo lo que quiero decir.

 

Porque hacía (y hace) cosas raras contigo

A final de cuentas “crecieron juntos” lo que significa que compartieron varios momentos divertidos donde los dos hacían tonterías simplemente porque podían hacerlo.

 

Por esas veces que te dejó jugar y tocar su barba

¿Apoco no cuando eras morro te gustaba tocar su barba porque se sentía chistoso?

 

Por esos juegos raros que inventaban juntos

¿No te encantaban esas risas interminables por jugar un “juego pesado” con él? Aunque tu papá sabía que no podías salir lastimado, no era un juego convencional.

 

Porque sí, porque sin él hoy no estarías aquí

Por ese simple hecho, festejalo como se debe.

Ahora que hiciste memoria y recordaste aquellos momentos que pasaste con tu papá, celébrale su día, no te cuesta nada, #VentePaK y aprovecha mis promos para que le des un regalo bien chido (y no tan caro).

¡Comparte con tus amigos!

:)