Cómo sobrevivir a la cuesta de enero y no morir en el intento

¡Consejos que te ayudarán a empezar feliz el año nuevo!

 

Las personas tenemos una bella regla que siempre aplicamos en lo que se refiere a las fiestas decembrinas: disfrutar ahora, preocuparse después. En el pasado esto funcionaba al principio, pero después se volvía un tormento lidiar con la resaca que provocaba los gastos realizados en el mes anterior. Éramos tan jóvenes e inocentes.

¡Pero ahora ya no más! Este año lo comenzarás diferente porque te compartiremos una serie de consejos para lidiar, de una vez por todas, con la famosa cuesta de enero y tomar al fin el control de tus finanzas. Creenos, ¡sí funcionan!

Elabora una lista de los próximos gastos

Crear listas es una de las mejores formas de organizar tus finanzas personales. Anota los posibles gastos que tendrás durante enero y fija un tope para cada cosa. Inclúyelo todo: desde dinero para transporte, comidas, préstamos, pago de deudas y gustitos ocasionales. Al contemplar en qué inviertes tu dinero, podrás controlar lo que destinas para cada cosa y evitarás la sorpresiva pregunta “¿en qué se me fue el dinero?”.

Aprovecha las rebajas y promociones

Si tienes tentación de comprar en diciembre, espera hasta enero, pues hay un montón de rebajas que están dentro de la temporada. Aprovecha para conseguir aquellas cosas que no pudiste comprar debido a los precios. Es la mejor manera de ahorrar y adquirir lo que te gusta a un precio razonable.  

 

Paga siempre al contado

No dependas de la tarjeta de crédito. Usarla para solventar los gastos sólo te creará problemas, ya que los intereses generalmente son más altos durante diciembre/enero. Mejor limita su uso y paga al contado, así te librarás de los clásicos recordatorios para pagar la tarjeta o entrar al buró de crédito en caso de haber gastado más de lo que podías solventar. Si estás pensando en renovar tu casa, espera hasta febrero/marzo, pues en estos meses los precios bajan y son más estables.

 

Cambia la palabra “ahorrar”

La palabra “ahorro” es muy buena, pero lleva consigo una sensación de privación que no gusta del todo. Cambia tu forma de pensar y en vez de verlo como una pérdida temporal, mira el hecho de ahorrar como una “ganancia”. Si de cuando en cuando destinas una parte de tus ganancias a tu cochinito, al final del año verás el resultado de juntarlas todas y accederás a beneficios más grandes.

 

Revisa constantemente tu estado financiero

No hay nada como la constancia para que algo funcione. Si ya cumpliste con los primeros pasos para reacomodar tus gastos y ganancias, no te olvides de monitorear que todo salga de acuerdo a tu plan personal. Fíjate cuáles son los gastos que no contemplaste al principio por falta de información, modifica tu lista y continúa revisando cada una de tus facturas o tickets. También funciona hacer una tabla de entradas y salidas, y si ves que las salidas son más grandes que las otras, cambia otra vez tu tabla para lograr un equilibrio y, a lo largo del tiempo, revertir la situación.

Consejos tan sencillos como estos pueden hacer un cambio radical en tu situación financiera. Estas recomendaciones han sido probadas por expertos y si las sigues durante todo el año, terminarás el 2017 sano y salvo.

 

Más fiesta, amor y memes cerca de ti. ¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Los mejores jugadores de la Copa Confederaciones para que te des un quemón

¡Mira a los mejores cracks en acción!

Cómo aprender todo sobre la Copa Confederaciones en 10 minutos

¡Aquí todo lo que necesitas saber para disfrutarla!

Momentos épicos de todos los papás

¡No le digas a tu mamá que él te dio permiso!